CARACOLES DE TIERRA

caracoles de tierra

Los caracoles de tierra son unos animales que existen prácticamente en todas las partes del planeta. Son capaces de sobrevivir en los climas más extremos; desde desiertos hasta en las montañas más frías.

Qué son los caracoles de tierra

Los caracoles terrestres son un tipo de animal perteneciente a la familia de los moluscos, esto es, están dotados de un cuerpo blando con cabeza, pie y vísceras, y protegido en la mayoría de sus especies un una concha.

Su cuerpo no tiene huesos internos lo que lo convierte en un invertebrado.

Estos animales comparten muchas similitudes con babosas y otros caracoles del género marino.

También calificados como gasterópodos suponen la segunda clase de animales en nuestro planeta con mayor número de especies. Existen catalogadas unas 80.000 especies únicamente superada con los insectos.

Se mueven a través de un movimiento de extensión y contracción de los músculos situados en la molla o pie, y algunas especies son muy consumidas por lo que se crían en granjas de caracoles.

Tipos de caracoles terrestres

Como hemos hablado anteriormente sobre la tierra existen cientos e incluso miles de especies de caracoles de tierra. Ordenados por su tamaño podemos encontrar en un extremo el caracol pigmeo o enano y en el otro extremo el caracol gigante africano, pasando por los comestibles como la serrana o algunos carnívoros como el caracol degollado. A continuación estudiamos algunas de las especies que nos provocan mayor fascinación:

CARACOL DE TIERRA CARNÍVORO

caracol de tierra carnivoro
CONOCE AL CARACOL DE TIERRA CARNIVORO

CARACOL DE TIERRA CÓNICO

caracol tierra conico

CARACOL DE TIERRA SIN CAPARAZÓN

caracol sin caparazon
CARACOL SIN CAPARAZON

CARACOL GIGANTE AFRICANO

achatina-fulica
CARACOL GIGANTE AFRICANO

Características de los caracoles terrestres

Los caracoles de tierra salen de sus huevas con una concha que aunque formada es muy blanda y frágil. En sus primeras horas de vida su instinto les hace buscar calcio pues les aporta el nutriente básico para el endurecimiento de su carcasa.

Conforme ingieren el calcio usan un órgano llamado manto con el que segregan una sustancia que se encarga de construir y endurecer su concha poco a poco.

La concha crece al mismo tiempo que los caracoles y una vez que se estanca el crecimiento de sus cuerpos la concha no seguirá creciendo tampoco.

caracoles y babosas

Si nos fijamos en la fisiología de sus órganos, éstos no parecen tener un desarrollo especial. Por ejemplo su aparato respiratorio está formado por un único pulmón con una estructura muy simple muy alejada de los mamíferos. Cuentan con dos ojos situados en la parte anterior de sus cabezas extensibles por sus antenas y que usan como elementos sensoriales o sensitivos tanto en vista como en tacto.

Su cerebro está dividido en varias partes y es muy simple si se compara con otros animales terrestres. Aún con estas deficiencias evolutivas algunas especies son capaces de alcanzar aprendizajes que podrían catalogarse como asociativos.

La rádula o lengua del caracol es quizá su órgano más importante. Lo usan para alimentarse y constituye un tipo de lengua con miles de diminutos dientes con los que consiguen cortar y trituran los vegetales que constituyen su alimentación.

Imágenes de caracoles

Una galería con las imágenes de caracoles y fotos más bonitas.

Anatomía del caracol terrestre

En el cuerpo de caracol podemos encontrar el pie, la cabeza y las vísceras que se encuentran dentro de la cocha.

La mucosidad o mucus la segregan a partir de los glandes que son un órgano situado normalmente en su parte anterior aunque determinadas especies lo tienen también en otras partes de su cuerpo.

Los cuernos o tentáculos están situados encima de la cabeza y en sus extremos los ojos.  

Por otro lado la concha cuyo principal componente es calcio está unida al pie del caracol por medio de un músculo muy potente. Dentro de la cocha se encuentra el corazón, pulmón y riñón.

En la siguiente imagen se pueden a aprender todas las partes que componen la anatomía del caracol terrestre.

anatomía caracol terrestre

Alimentación de los caracoles terrestres

La alimentación de los caracoles hace que vivan cerca del ser humano ya que sienten predilección por los cultivos y desperdicios. Como es sabido este comportamiento causa en muchos casos un problemática difícil de controlar.

Dieta de caracol

La mayoría de los caracoles de tierra están catalogados como herbívoros aunque hay algunos casos fuera de lo común como el caracol degollado o el caracol gigante africano que son carnívoro y omnívoro respectivamente.

Como es lógico dentro de cada una de las miles de especies que habitan el planeta hay formas de alimentarse muy diferentes. La alimentación de estos moluscos dependerá de su edad, del tamaño del caracol, y sobre todo de donde se encuentren. Son unos animales muy adaptativos y engullirán con lo que se encuentren en su camino.

Caracoles herbívoros

Los herbívoros por su parte comen todo tipo de plantas: cultivos, tallos, hojas, flores, frutas e incluso cortezas. Los que viven en zonas húmedas como selvas o estuarios se atiborran de líquenes, hongos o setas. Si bien algunos son capaces de comer algas cercanas al agua este tipo de alimentación es más predominante en los caracoles marinos o de agua dulce.

Dentro de los herbívoros hay un grupo que comen plantas muertas y en descomposición y son conocidos bajo la denominación de detritívoros.

caracol alimentandose

 

Caracoles carnívoros

Los caracoles carnívoros pueden engullir pequeños animales e incluso otros caracoles.

El más vareo-pinto de este grupo es quizás el cararcol Powelliphanta, procedente de Nueva Zelanda. Este animal parece que haya salido de la película de Alien pues su imágenes es escalofriantes. No es tan grande como el caracol gigante africano pero su tamaño se acerca al de una pelota de tenis y tiene un comportamiento muy agresivo.  

Cojan palomitas y deleitense con estas monstruosas imágentes del Powelliphanta alimentándose.

Otro de los caracoles carnívoros más conocido es la Rumina decollata que se alimenta de sus congéneres, también de babosas y lombrices y algunas plantas.

¿Cuanto viven los caracoles terrestres?

Dependiendo del tipo de especie al que nos refiramos su esperanza de vida de los caracoles terrestres tendrá una duración determinada. La vida media de los caracoles puede rondar los 6 o 7 años. 

No obstante hay casos extremos que llaman mucho la atención y que aunque son caracoles acuáticos debemos mencionar:

En  el año 2006 la comunidad científica encontró un molusco en aguas de Islandia cuya vida se estima que supera los 500 años. Bautizado como Ming este caracol parece que ha vivido tantos años debido a un metabolismo muy lento con una consumo mínimo de oxígeno.  

¿Los caracoles terrestres son acuáticos?

Mucha gente piensa que los caracoles de tierra son capaces de vivir sumergidos en el agua, e incluso los considera como caracoles de acuario. Seguramente guiados por la predilección de estos animales a vivir en sitios húmedos o por la apariencia de estar siempre mojados que les da su baba.

Este hecho no es correcto y con un simple experimento estaría más que probado de que la respiración del caracol no funciona así.

Si cogemos un caracol que se encuentre metido en su concha en modo de hibernación al sumergirlo en agua despertará y saldrá de la concha para intentar salir del medio acuático. Si no lo consigue morirá ahogado en poco tiempo.

Respiración de los moluscos terrestres

Los caracoles de tierra tienen dos tipos de respiración.

Para entender la respiración del caracol hay que tener claro que los moluscos terrestres, a diferencias de las babosas marinas, son animales que respiran por la piel. Esta forma de respirar la comparten con muchos animales de la familia de los invertebrados.

La baba del caracol hace que la piel de estos moluscos permanezca siempre con la humedad necesaria para la correcta absorción del oxígeno a través de los poros en ella situados.

Con este sistema del respiratorio del caracol pueden oxigenarse hasta obtener alrededor del 80% del oxígeno que necesitan para sobrevivir.

La segunda forma de cómo respiran es caracoles es a través de un órgano denominado pneumostoma.

Consiste en un orificio que actúa como la nariz y se abre y se cierra continuamente para dejar pasar el aire. Este órgano situado en la cabeza del caracol está unido por un tubo al pulmón donde se absorbe el oxígeno del aire. La frecuencia con la que se abre el pneumostoma está alrededor de las 3 o 4 veces por minuto.

¿Cómo respiran los moluscos cuando hibernan?

En las épocas de hibernación lo caracoles terrestres se encierra dentro de sus conchas donde tienen garantizada la humedad necesaria para vivir, sellando la entrada con el opérculo. A pesar de no tener contacto de su molla con el aire, esta membrana permite el intercambio gaseoso entre en interior y exterior de sus conchas con la consecuente oxigenación.

Como saber si un caracol de tierra está muerto

Para saber si un caracol de tierra está vivo o muerto bastará con ser curiosos. Aquí te dejamos algunos consejos para averiguarlo:

– Observación: que el caracol no se mueva no quiere decir que esté muerto.

– Usa el tacto: no temas tocar al caracol. Salvo casos muy aislados los caracoles no te morderán. Al tocarlos podrás comprobar si mueve su molla.

– Usa luz para ver su interior: con la ayuda de una lámpara o linterna deberías ser capaz de discernir a simple vista el latido de su corazón.

– Puede que se encuentre en período de hibernación: mojándolo podrías conseguir ver signos de vida.

– Acércale comida para ver si se mueve.

Si no has visto ningún movimiento con los consejos anteriores probablemente tu caracol haya fallecido.

Como alimentar un caracol de tierra mascota

En los últimos años los caracoles son una de las mascotas más buscadas. El problema es que nadie sabe muy bien qué darles de comer. En las siguientes líneas te damos algunos consejos:

Para alimentar a los caracoles de tierra lo mejor son las verduras frescas. Ninguna de sus especies podrá rechazar semejante manjar. También puedes darles de comer brotes tiernos de tu jardín. El césped fresco los vuelve locos. La comida hay que servirsela en trozos pequeños o podrías provocarles una indigestión. Bromas a parte, asegúrate de trocearla en un tamaño acorde con el caracol ya que tiene predilección por los bordes y así no tendrán que desplazarse mucho para llegar a ellos.

Caracoles terrestres japoneses

Casi todos los caracoles son inofensivos pero algunas especies han sido amaestradas como auténticos ninjas. Cualquiera que lea esta frase podría pensar que estamos bromeando ¡pero no del todo!.

Existen dos caracoles de tierra asiáticos que son todos unos expertos en artes marciales y golpean a sus depredadores. El primero de ellos es el Karaftohelix gainesi que vive en Hokkaido (Japón) y el segundo el K. selskii que vive en Rusia. Estos caracoles de tierra ninjas utilizan su concha para golpear a los depredadores como si de un puñetazo se tratara.

Las dos especies resultan atacadas habitualmente por coleópteros (escarabajos) pero en lugar de retractarse atacan a su depredador con un golpetazo con su concha. A base de golpes han endurecido sus conchas que presentan un mayor espesor que el resto de sus congéneres.

caracol de tierra o terrestre japones

Caracoles terrestres comestibles

Los caracoles de tierra forman parte de la alimentación humana desde tiempos inmemorables. Suponen un alimento muy sano ya que son bajos en grasa y su carne tiene muchas proteínas. Hay países donde su consumo no está arraigado sin embargo en algunos países de Europa como Francia y España están considerados todo un manjar.  

En Francia se consumen sobre todo el caracol romano Helix pomatia, el caracol de jardín Helix aspersay y el caracol europeo Helix lucorum.

El caracol Helix aspersa es llamado Le petit gris en Francia, y sirve de aperitivo en muchos bares de Francia y España.

caracol le petit gris

Otras especies que también se consumen son el Otala punctata, Cepaea nemoralis, Cepaea hortensis, Achatina fulica y Helix aperta.

Como cocinar caracoles terrestres

A diferencia de los caracoles de mar que se pueden cocer directamente, antes de cocinar los caracoles de tierra tenemos que seguir unos pasos para que queden con el mejor sabor:

1.- Los dejaremos en un red en ayuno durante unos días para ser purgados y que eliminen la caca de su tripas.

2.-  Los pondremos en un balde de agua al sol para que saquen la molla, poniendo sal en los bordes para que no se escapen.

3.- Una vez hayan sacado la molla hay que echarles sal e ir moviéndolos para que suelten la baba. Tendremos que ir cambiando el agua del barreno muchas veces hasta dejarlos sin baba ninguna.

4.- Una vez muertos los espumaremos. Esto consiste en hervirlos retirando la espuma que van soltando.

En el siguiente vídeo se puede ver cómo cocinarlos una ves preparados.

Aprende más sobre las recetas de caracoles.

Una frase de mi hijo: “los caracoles respiran por donde respiran las tortugas”

Si te ha gustado nuestro artículo por favor pincha en las estrellitas.

CARACOLES DE TIERRA
1.4 (27.79%) 195 votes