Saltar al contenido

Cria de caracoles

malla de cria de caracolesLa cría de caracoles en casa para muchos está pasando de un simple hobby a un negocio. En un principio se empieza la recolección para consumo propio, y, como la necesidad hace el ingenio, terminamos teniendo nuestra propia granja de caracoles.

Caracoles para consumo propio

Al igual que para la cría profesional para el consumo propio las especies qué más se buscan son el caracol común, el serrano y el caracol cristiano, todos pertenecientes al género Hélix.

Estas especies son consideradas todo un manjar en determinados países como España, Francia e Italia.

Qué necesitamos para la cría de caracoles

Lo único que necesitarás para mantener los caracoles una vez los hayas recolectado es una malla de plástico o mimbre. En ella depositarás los caracoles unas semanas hasta su consumo. El motivo de tenerlos aquí un tiempo es para que puedan expulsar sus excrementos y así la molla quede más limpia y vistosa para el consumo.

No obstante nunca los dejaremos en la malla sin comida durante esas dos semanas sino que tendremos que alimentarlos.

Un truco para darles sabor puede ser meterles plantas aromáticas como tomillo y romero ya que al comérselas los caracoles su carne y quedará impregnada de este sabor.

Algunas personas les ponen especias como orégano, pero hay que tener cuidado porque con especias como pimienta podemos matarlos.

Por tanto esta primera fase en la cría del caracol para nuestro consumo consiste en tener un control de las comidas que van a tener para que quede purgado su estómago y sean atractivos para el consumo.

Cuando creamos que los caracoles ya no producen excrementos podremos pasar a la siguiente fase de eliminación de la baba.

¿Debo colgarlos en una malla durante dos o tres semanas «sin comida» para que suelten la baba?

¿Tengo que lavarlos con abundante agua y sal?

A estas preguntas debo decir un NO rotundo. Lo único que conseguiremos con ello es que se deshidraten, queden sin sabor y más delgados.

Cómo hervir los caracoles antes de comerlos

Ponemos los caracoles en una olla con agua a temperatura ambiente. Vale la del grifo. Empezamos a calentarlos a fuego muy muy lento. Procederemos retirando las babas que queden flotando y cuando creamos que ya no les quedan babas pondremos el fuego al máximo hasta que queden cocidos. Podemos aderezar al gusto con especias, laurel, etc…

Cria de caracoles
5 (100%) 1 vote